Tipos de relaciones de pareja

relaciones de parejaHay muchos tipos de relaciones de pareja. Estamos acostumbrados a pensar que una relación de pareja sólo puede basarse en el formato monógamo/occidental que siempre hemos visto en las películas y la televisión, pero hay muchas formas de entender el amor de pareja y quizá este modelo monógamo no es un modelo que nos haga felices. Así que, aquí os expongo varios modelos más para que podáis elegir el que más se adecue a vuestra personalidad

Principales tipos de relaciones de pareja

Relación de pareja monógama/occidental

Este es el tipo de relación de pareja más común. Es el tipo de relación que siempre hemos visto en nuestros padres, abuelos, amigos, etc. Se basa en un modelo judeocristiano en el que un hombre se empareja con una mujer, se casan, tienen hijos y conviven juntos. Es el tipo de relación más habitual en el mundo, y la mayoría de leyes de casi todos los países están pensadas para proteger y promover este tipo de emparejamiento. 

En el mundo ha habido más civilizaciones no monógamas que monógamas. Así que realmente podríamos afirmar que no hay ninguna componente natural o biológica que sustente este modelo. Es algo puramente cultural. Pero sí es cierto que para la crianza de los hijos es un modelo bastante estable que funciona relativamente bien (especialmente en sociedades grandes).

Relación de pareja con monogamia emocional pero no sexual (relación abierta)

Con los años ha surgido una modificación a la monogamia tradicional y es la monogamia abierta, o también conocida como “relación abierta”, donde se tiene una monogamia emocional y habitacional, es decir que la pareja vive junta y son fieles emocionalmente, al criar a los hijos, convivir, etc. Pero no se tiene una fidelidad sexual. Es decir, que el sexo se entiende libremente, y cada uno puede tener sexo con quien quiera fuera de la pareja.

En este modelo de relación también podría haber intercambios de pareja (algo cada vez más frecuente y que está provocando un gran incremento en locales de intercambio), tríos, orgías, etc. Es un modelo que normalmente surge después de varios años de tener una relación monógama convencional. La rutina se presenta en ocasiones como un gran problema…. y aparece la necesidad de tener más variedad sexual. Ante esta situación, muchas parejas deciden cambiar a una relación abierta, para poder seguir con su pareja sin necesidad de acabar con la relación.

En este artículo hablo un poco más sobre las bases no biológicas de la monogamia.

Poliamor

Ahora está muy de moda este concepto. El poliamor se basa en el principio de que hay personas que afirman que pueden estar enamoradas de varias personas al mismo tiempo. Sí, ya sé que quizá esto te pueda sonar un poco extraño, pero es importante recordar que cada persona tiene una forma diferente de entender y sentir el amor, y no somos nadie para juzgar la forma que otras personas tengan de amar o sentir las cosas.

Las relaciones poliamorosas serían algo así como tener varias parejas al mismo tiempo, sin ocultarlo y declarándolo abiertamente desde el principio. En este modelo de relación no existe la monogamia en ningún sentido (ni emocional, ni sexual). Pero no hay que confundir esto con la simple promiscuidad. El poliamor consiste en sentir amor por varias personas, no en tener sexo con cualquiera.

Una persona poliamorosa tiene una alta capacidad de amar y eso le permite poder mantener la ilusión y el enamoramiento con varias personas a la vez. Si eres poliamoroso con frecuencia sentirás que no te llena lo suficiente tener una sola pareja y que necesitas más de una persona para sentirte completo.

Una vez más repito que no debemos juzgar a los demás, cada uno tiene su forma de entender el amor y las relaciones de pareja.

Relaciones de pareja 1Relaciones de pareja asexuales

Las personas asexuales no sienten deseo sexual. No es un problema mental, ni una enfermedad. Simplemente son personas que no sienten deseo/apetito sexual. Pero, por supuesto, son personas que se enamoran y sienten como cualquier otra persona. Se calcula que el 3% de la población es asexual. Y cada vez están surgiendo más parejas monógamas que son asexuales.

Es decir, que viven juntos e incluso en muchos casos tienen hijos, pero en su día a día no practican sexo, ni sienten la necesidad de hacerlo. Sus relaciones se basan más en una conexión intelectual y emocional.

Si te interesa saber más sobre este tema, aquí tienes algunos artículos relacionados:

http://www.elmundo.es/sociedad/2016/07/09/577bdd1fe2704e68048b4674.html

http://www.salud180.com/sexualidad/3-de-la-poblacion-mundial-es-asexual

http://www.20minutos.es/noticia/2611359/0/asexuales-asexualidad/cuando-sexo/no-importa/

 

Poligamia

La poligamia es un tipo de relación en el que varias personas conviven juntas y tienen sexo y enamoramiento entre ellas. No es lo mismo que el poliamor, porque el poliamor normalmente no implica que las personas vivan juntas, y una persona puede tener varias parejas, pero esas parejas entre sí no tienen por qué estar “juntas”. Aún así, técnicamente, la poligamia sería un tipo de poliamor. En la poligamia sí ocurre que todas las personas involucradas tienen una relación entre sí. Por ejemplo, una relación polígama podría ser una relación de 4 personas en las que las 4 están enamorados de las cuatro, todos viven juntos y tienen hijos juntos. Todos hacen de padres de todos los hijos y mantienen cierta estabilidad emocional para la crianza de los hijos.

Otro ejemplo podrían ser los mormones. Los mormones permiten que un hombre tenga dos esposas (bigamia). Y viven los tres juntos y crían a los hijos juntos entre los tres.

Dejando los prejuicios a un lado, hay modelos polígamos muy interesantes

 Novios que viven separados

Hay personas que son monógamas en todos los sentidos pero que no son felices conviviendo con otras personas, por esta razón, cada vez hay más parejas que defienden un modelo de relación en el que ambos tengan una relación monógama pero sin convivir juntos y sin tener hijos. Sería como un eterno noviazgo en las primeras etapas. Quedan habitualmente, practican sexo, de vez en cuando duermen juntos, pero no viven juntos y tampoco tienen la necesidad de hacer tantos planes juntos como el resto de parejas. Cada uno mantendría su independencia.

Si lo pensamos bien, este modelo también tiene muchas ventajas, porque ahora la sociedad cada vez tiene hijos más tarde. Se dedica muchos más años a estudiar (postgrados, etc.) y en muchos casos se le da mucha importancia al lado profesional y eso conlleva desplazamientos, viajes… en muchas ocasiones este modelo es muy adecuado.

 

En cualquier caso y elijas lo que elijas, lo más importante es que te conozcas bien a ti mismo y tengas una buena Inteligencia Emocional. Como bien sabes, la Inteligencia Emocional te ayuda a conocerte y saber tus necesidades y tus gustos. Sabiendo eso y siendo sincero es sencillo hacer que una relación dure. Pero es importante que seas muy honesto contigo mismo y que no aceptes un tipo de relación que no te hace feliz.

Aquí tienes otros artículos que quizá puedan interesarte:

Inteligencia Social

Inteligencia Social de Género

Inteligencia Sexual